LOS LAICOS ASOCIADOS CON LOS OBLATOS EN LA MISIÓN Y LOS BENEFICIOS ESPIRITUALES

Al escribir a los bienhechores que habían sido tan generosos con los misioneros Oblatos en Canadá, Eugenio expresa su gratitud, no solo en palabras, sino al hacerlos Asociados en todos los beneficios espirituales de los Oblatos, como se expresa al hacer a las personas «Oblatos Honorarios».

“Al Señor Olivier Berthelet y Señora: Un saludo y la bendición de Nuestro Señor Jesucristo.
Su piedad ha inspirado para el bien de sus almas el deseo de pedirnos ser admitidos en la comunicación de las buenas obras de nuestra Congregación. Esta comunicación es más agradable al recordar todo cuanto esta Congregación les debe a través de su piadosa donación del hermoso local donde los nuestros, que han ido a evangelizar a Canadá, tendrán su establecimiento en la diócesis de Montreal. A través de su generosidad, reciben gran parte del bien y han adquirido derecho a nuestro justo agradecimiento.
Es por ello, y en virtud de la autoridad de la que estamos revestidos por la Santa Sede Apostólica como Superior General de dicha Congregación, que les concedemos en Jesucristo participar en los méritos de los sacrificios, de las oraciones, de los ayunos y en general de todas las buenas obras y de todos los ejercicios piadosos, tanto espirituales como corporales, que por la gracia de Dios se logran en esta Congregación, en Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Además, pedimos a Dios Padre de Nuestro Señor Jesucristo, se digne ratificar y confirmar desde lo alto esta concesión espiritual, y les otorgue las riquezas inagotables del tesoro de los méritos de su Hijo, les colme también de gracias y bendiciones en esta vida, y por último les recompense con la corona de la gloria eterna.
Dado en Marsella, con nuestra firma, el sello de nuestras armas y el refrendo del Secretario de la Congregación, el 25 de septiembre de 1842.
+ C. J. Eugenio, Obispo de Marsella.
Por mandato de Monseñor, nuestro Rvdmo. Padre Tempier, Primer Asistente. 

Carta al Sr. Olivier Berthelet y Señora, en Montreal, Septiembre 25, 1842, EO I núm. 13

Esta realidad continúa en Nuestra Familia Mazenodiana hasta nuestros días.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

1 respuesta a LOS LAICOS ASOCIADOS CON LOS OBLATOS EN LA MISIÓN Y LOS BENEFICIOS ESPIRITUALES

  1. Eliseo Francisco Margenet dijo:

    Que alegría volver a encontrarme con estos textos y a travez de ellos con todos los interesados en su confección y lectura. Sin duda, los innumerables beneficios espirituales que San Eugenio comparte con los laicos colaboradores de entonces, llegan hoy hasta nosotros a travez de estas letras. Que la Santísima Trinidad, nos otorgue la gracia de poder compartirlo haciéndolo vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *