LA DICHA DE SER PARTE DE ESTA IGLESIA CATÓLICA, QUE TIENE A DIOS COMO PADRE Y A TODOS LOS BAUTIZADOS, COMO HERMANOS Y HERMANAS 

 Como hemos visto, estando en comunión con el sufrimiento de los católicos españoles, Eugenio dirige una carta pastoral a su diócesis. 

“Sí, mis amados hermanos, no pueden solo mirar y no interesarse en la triste situación. Una parte de lo que solía ser uno de los lugares de mayor florecimiento de la cristiandad sufre una violenta ruptura de su antiguo cimiento espiritual, para ser separada de la Iglesia de Dios. ¿Cómo podemos no ver con horror este cisma, que podría resultar en un poder temporal que se diera el derecho de ser como un muro que separe a los obispos y el Vicario de Cristo de los fieles y de su Padre común?… No hay ley que contravenga la ley de Dios, ni ningún poder que pueda sustituir la constitución divina de la Iglesia.”

Obispo Eugenio de Mazenod, Carta Pastoral a la Diócesis de Marsella, 1842 (Rey)

Con ese propósito organizó servicios de oración en Marsella. 

“Primera estación para el jubileo [en favor de la iglesia de España] en la catedral. La iglesia fue insuficiente: dos horas antes de la hora indicada, las tres naves y todas las capillas estaban abarrotadas. Llegaron en masa para este santo ejercicio y fue necesario cerrar las puertas. Qué magnífico fue ver esta bella reunión, compuesta por el primer pastor, rodeado de todo su clero y de una multitud de fieles, para invocar del Señor en forma solemne su favor a una parte de la gran familia cristiana, amenazada en su fe. Junto con miles de voces entoné el Veni Creator, inspirados todos por un vivo sentimiento de caridad fraterna, de confianza filial, y por una cierta alegría interior difícil de expresar, debida a la gran comunión de los santos que se podía percibir, en la dicha de ser parte de esta Iglesia católica que tiene a Dios como padre y a todos los bautizados, como hermanos y hermanas.”

Diario de Eugenio de Mazenod, Abril 19, 1842, EO XXI

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *