LLEGAN A NOSOTROS BUSCANDO ASILO Y AYUDA A SU SUFRIMIENTO

Al escribir a los sacerdotes de su diócesis en 1840, acerca de la guerra civil en España, el Obispo  de Mazenod los concientizó del sufrimiento y persecución de sus colegas sacerdotes en el exilio: 

“Puesto que varios años de desorden en España hacen llegar a nuestra ciudad a un gran número de sacerdotes de aquel país, forzados a  huir de la persecución anticatólica vinculada a su fidelidad a los principios verdaderos de la Iglesia, llegan a nosotros buscando asilo y ayuda a su sufrimiento”. 

Para poder prestarles ayuda era  necesario apelar a la gente de Marsella. 

“Ni ustedes ni yo hemos descuidado hasta ahora el mostrarles la solicitud que satisface eficazmente las normas de hospitalidad que manda la caridad. Sin embargo, el número creciente en nuestra ciudad hace que nuestros recursos se vean limitados para satisfacer sus necesidades en forma adecuada. Ha llegado el momento de apelar a la caridad de los fieles, en el nombre de la fe que es perseguida en estos venerables exiliados.”

(Cita tomada de los Estudios y Textos Oblatos Selectos,  pág. 312)

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *