LA VISIÓN DE NUESTRA FUNDACIÓN HOY EN DÍA: LOS JÓVENES SE CONVIERTEN EN MISIONEROS CON NOSOTROS

Siempre cerca de la gente con la que trabajan, los Oblatos prestarán constantemente atención a las aspiraciones de la misma y a los valores que posee. No temerán presentar con claridad las exigencias del Evangelio.

CC&RR. Constitución 8

Uno de los emocionantes sucesos de nuestro año de bicentenario fue el congreso internacional de la Misión de los Oblatos con los jóvenes, realizado en Aix en Provence en marzo de este año. Hubo cinco representantes de cada región Oblata, que aportaron una refrescante reinterpretación juvenil de nuestra visión de fundación. Los comentarios inaugurales del Padre Lougen dieron una idea de cómo los jóvenes responden a la invitación de encontrar nuevas formas de llegar a los demás con la Palabra de Dios:

 La Misión Oblata con los Jóvenes necesita tener siempre un enfoque de trabajo en equipo, incluso en la manera de designar esta misión, “misión con Jóvenes”. Ellos son misioneros con nosotros. En los lugares donde florece la misión con los jóvenes hay un enfoque de trabajo en equipo y los jóvenes se convierten en líderes, toman iniciativas y asumen verdaderas responsabilidades.

Al reflexionar en sus visitas a las misiones de los Oblatos en todo el mundo:

Lo más llamativo en diferentes lugares del mundo es que donde el carisma Oblato es compartido con los jóvenes, ellos aman de verdad este carisma. Se relacionan con San Eugenio y sus compañeros. Descubren en nuestros bienaventurados oblatos testigos fuertes de amor y cercanía a los pobres (como José Gerard y Mario Borzaga) y ejemplos de una fe generosa y una oblación valiente en los Mártires de Pozuelo. Los jóvenes descubren una pasión por el carisma oblato en su simplicidad, cercanía a los pobres y audacia. ¡Es una gracia del Espíritu que los jóvenes tengan una experiencia vivificante cuando se les da a conocer el carisma Oblato!

Otra dimensión particularmente hermosa de esta experiencia, es que donde los Oblatos involucran a los jóvenes en la misión, algo maravilloso ocurre. Los jóvenes son generosos, trabajan mucho y son idealistas. Quieren estar cerca de los pobres, quieren comprender y compartir la Palabra de Dios, quieren ser amigos de los otros, buscan tiempos de oración, tanto en común como en soledad. Con un buen acompañamiento se convierten en Oblatos que trabajan junto a nosotros, e incluso sin nosotros llevan adelante la misión. ¡Esto es sorprendente!

logo-youth-conference

“Los estudiantes en su ministerio con los jóvenes no necesitan de sus brillantes ideas o grandes habilidades en programación. Necesitan un modelo viviente – un hombre o mujer apasionado con su fe.”   Doug Fields

general-chapter-esp

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *