Archivo por meses: diciembre 2014

PAUSA POR NAVIDAD

cowboy

San Eugenio nos hablara de nuevo el miercoles 07 de enero 2015.

Les recuerdo que todos los escritos del blog (son 1190) están siempre en el sito – y que pueden buscar una palabra o un tema utilizando el “search” de la página de inicio.

Frank Santucci OMI
Oblate School of Theology, San Antonio, Texas

 ¡Feliz Navidad!

HIJOS E HIJAS DE MARÍA INMACULADA

Invoco para eso la protección de la Santísima e Inmaculada Virgen María, Madre de Dios, atreviéndome a recordarle, con toda humildad pero también con consuelo, la devoción filial de toda mi vida y el deseo que siempre he tenido de procurar que fuera conocida y amada y de propagar su culto en todas partes por el ministerio de aquellos que la Iglesia me ha dado como hijos y que se han asociado a mis planes

Testamento de Eugenio de Mazenod, el 1 de agosto 1854, E.O. XV n. 191

AQUÉL A QUIEN TÚ QUIERES ESTÁ ENFERMO

El gran pesar de Eugenio por la enfermedad de Marius Suzanne es evidente en este pasaje. La profunda amistad entre Jesús y Lázaro fue la inspiración de Eugenio y modelo para su relación de amor con Jesús y se convierte en el tema de su oración por el Oblato gravemente enfermo.

La salud de mi querido Suzanne me parece algo tan precioso, que hay que hacer una santa amonestación al Señor. En misa ayer y hoy, llevé las súplicas hasta casi la profanación, si es que un Señor tan bueno puede ver mal que uno se deje llevar por el sentimiento de la confianza: “Ecce quem amas infirmatur” [ed. Juan 11, 3: “Señor, aquél a quien tú quieres, está enfermo”] dije más de treinta veces al momento de la comunión. Magdalena no estaba más cerca de él cuando con su hermana le pidió la curación de Lázaro. En cuanto a nosotros, no podemos contar con la resurrección y debemos insistir para que se recupere. Creo que estoy delirando. Adiós. Un abrazo a ti y a mi pobre Suzanne. Me consumo de tristeza. Adiós.

Carta a Hippolyte Courtès, Febrero 16, 1827, EO VII núm. 262

“Jesús amaba a Marta, a su hermana y a Lázaro.”   Juan 11:5

LA ORACIÓN COMO UN ACTO DE AMOR POR LOS DEMÁS

Hasta la época en que los Oblatos comenzaron a recibir nuevos miembros en las misiones extranjeras a fines de los 1840, Eugenio tenía una relación personal con cada uno de sus hijos misioneros. En su correspondencia constantemente vemos cómo les amaba y cuidaba, con cariño paternal. Cuando alguno de ellos contraía alguna enfermedad que podía ser mortal, Eugenio dejaba sus actividades para pasar el mayor tiempo posible a su lado y en vigilia. En caso de que se tratara de alguno de los jóvenes a quienes había conocido y guiado desde su adolescencia, tenía un lazo más profundo, que abarcaba varios años. Marius Suzanne era uno de los que eran especiales para él. No pudiendo estar con él al comienzo de su grave enfermedad, Eugenio le escribe a Hippolyte Courtès:

Voy a aliviar mi corazón, al no poder estar ahí y junto al lecho de nuestro enfermo para cuidarlo. No pienso más que en él  y lo hago con una pena mayor que cuando lo veo.
Rezo y hago rezar, pero necesitaría ante todo pedir y obtener la resignación. Esta no me cuesta nada al tratarse de mí, pero respecto a ustedes y a lo que les concierne, es otra cosa.

Carta a Hippolyte Courtès, Febrero 16, 1827, EO VII núm. 262

 Luchando por abandonarse y aceptar la situación, invita a los demás a rezar con él.

 

“La oración es un acto de amor; las palabras no son necesarias. Aun cuando la enfermedad distrae los pensamientos, todo lo que se necesita es la voluntad de amar.”   Santa Teresa de Ávila

LOS PARTEAGUAS SON PUNTOS DE INICIO PARA EL SIGUIENTE PASO

Había pasado un año exacto desde la aprobación de la Iglesia de nuestra familia religiosa y la Regla, en 1826. Eugenio escribe a la comunidad de Aix para recordarles de la fecha y de la necesidad de dar gracias. El celebrar las ocasiones especiales no es solo estar agradecidos por el pasado, sino a través de revivir la gracia del evento en la oración, estar preparados para dar respuesta a la invitación permanente de Dios a avanzar.

No olvides que mañana es el aniversario de la aprobación y confirmación de nuestro Instituto. Cantaremos la misa solemne en la capilla interior ante el Santísimo Sacramento expuesto, y el Te Deum antes de la bendición. Al dar gracias por los beneficios recibidos, no olvidaremos pedir por el presente y por el futuro.

Carta a Hippolyte Courtès, Febrero 16, 1827, EO VII núm. 262

 

“Un gran logro no debería ser el final del camino, sino el punto de inicio para el siguiente paso.”   Harvey Mackay

CENTRO DE MISIÓN: CADA QUIEN CUMPLE SU TAREA POR LA GLORIA DE DIOS

Seis años después del establecimiento de la comunidad Oblata en Marsella en 1821, la comunidad del Calvario era un centro de misión en expansión. Desde este centro de vida religiosa misionera, los Oblatos realizaban tarea pastoral en toda la ciudad y salían a las áreas rurales para predicar misiones. Los novicios se habían mudado de Aix el año anterior para ser parte de la comunidad mayor, y en enero de 1827, habían llegado también a Marsella cinco escolásticos que se preparaban para la ordenación sacerdotal. Es acerca de ellos que escribe Eugenio

… Les aseguro que trabajan, muy a gusto y con mucho éxito.

En este punto había doce sacerdotes, cinco escolásticos y once novicios en la casa. Al ver cómo cada Oblato realiza su papel específico en la comunidad, Eugenio exclama:

 Así es como toda la Sociedad cumple su tarea por la gloria de Dios.

Carta a Jean Baptiste Honorat, Enero 24, 1827, EO VII núm. 260

 Este ideal de Eugenio es la inspiración tras la iniciativa actual de los Oblatos de los EUA, de establecer varios centros de misión en el país:

“Un Centro de Misión se define como “una comunidad apostólica de aproximadamente  4- 8 Oblatos responsables de una institución en particular,  (parroquia, Santuario, centro de retiros, etc.) que también, a través del discernimiento y el consenso de la comunidad, va más allá de la institución al servir en varios otros ministerios (por ejemplo: campus, prisión, juventud, indigentes, grupos de inmigrantes, predicación itinerante de misión, educación, organización comunitaria, JPIC, vocación, colaboración e interconexión con otras organizaciones, capellanías, etc.).” Esta idea continuará evolucionando, sin dejar de enfatizar la importancia de una auténtica vida comunitaria al cumplir este concepto.” (Renewing the Province Mission – USA OMI )

 

“Recordemos todos esto: no se puede proclamar el Evangelio de Jesús sin el testimonio tangible de la vida de cada quien.”   Papa Francisco