Archive for mayo, 2013

¿QUIÉN ES SAN EUGENIO? FUNDADOR DE UNA CONGREGACIÓN DE MISIONEROS

1815: Eugenio entiende que Dios le estaba llamando para invitar a otros hombres con una mentalidad parecida a participar en su sueño misionero.

Es la segunda vez en mi vida que me veo tomando una resolución de las más serias como movido por una fuerte y extraña sacudida.
Cuando reflexiono sobre ello, me convenzo de que Dios se complace en poner fin a mis irresoluciones

Carta a Forbin Janson, el 23 de octubre 1815, E.O. VI n.5

1815, 2 de octubre: Eugenio compró el antiguo convento de las Carmelitas en Aix. El necesitaba un lugar grande en el cual reunir a los cerca de 300 jóvenes que venían cada Jueves y cada Domingo a participar en las actividades de la Congregación de la Juventud. Al mismo tiempo necesitaba un lugar donde pudiera reunir una comunidad permanente de misioneros.

1816, 25 de enero: el comienzo de la vida comunitaria de los Misioneros de Provenza (después conocidos como OMI)

Los sacerdotes infrascritos,
Los sacerdotes infrascritos, vivamente impresionados por la deplorable situación de los pueblos y aldeas de Provenza que han perdido casi totalmente la fe…
Habiéndose convencido de que las misiones serían el único medio con el que se podría sacar de su embrutecimiento a esos pueblos extraviados…
Tienen el honor de solicitar de Uds. la autorización para reunirse en Aix, en la antigua casa de las Carmelitas

Petición de Autorización Dirigida a los Señores Vicarios Generales de Aix, el 25 de enero 1816, E.O. XIII n.2

1816, del 11 de Febrero al 17 de Marzo: la misión en el pueblo de Grans. Era la primera de las 3000 misiones populares predicadas en Francia durante la vida de Eugenio.

Emplead vuestro celo en favor de las pobres gentes abandonadas de la montaña, antes que gastar vuestro tiempo con los orgullosos ciudadanos de ciudades desdeñosas.

Carta a Pierre Mie, el 7 de septiembre 1826, E.O. VII n. 253

 

**** APP POR TABLETA ****

Ahora pueden descargar una nueva aplicación por Tableta para obtener esta página web:http://myapp.is/Eugeniohabla

Deja un comentario

¿QUIÉN ES SAN EUGENIO? MÁRTIR DE LA CARIDAD

No encontré entre aquellos pobres prisioneros y aquellos muchachos que me miraban como su padre más que a almas agradecidas y corazones llenos de afecto que respondían del todo a la tierna caridad que yo sentía por ellos.

Diario del 31 de marzo 1839, E.O. XX

He deseado toda mi vida morir víctima de la caridad. Sabes que esta corona me fue quitada desde los primeros años de mi ministerio. Dios tenía sus designios ya que me quería encargar de dar una nueva familia a su Iglesia, pero para mí hubiera valido más que me dejara morir de ese bendito tifus que había recibido al servicio de los prisioneros.

Carta a Henri Tempier, el 12 de septiembre 1849, E.O. X n.1018

Aquí me he restablecido por entero de una enfermedad que me había llevado a las puertas de la tumba; no me he recobrado de ella más que gracias a las innumerables y muy fervorosas oraciones que de todos los rincones de la ciudad se han elevado a Dios por mí…
Fue en los cuarteles donde estaban amontonados 2000 prisioneros austríacos, donde contraje la que llaman enfermedad de las cárceles. El día de san José por la mañana estaba en las últimas…

Carta a Charles Antoine de Mazenod, el 17 de junio 1814, E.O. XV n. 126

Primera misa de la noche de Navidad: La gracia de reparar mis faltas con una vida dedicada total y únicamente al servicio de Dios y a la salvación de las almas. El espíritu de Jesucristo, la perseverancia final y hasta el martirio, o por lo menos, la muerte sirviendo a los apestados, o cualquier otra clase de muerte por la gloria de Dios o la salvación de las almas

Intenciones de mis misas, E.O. XIV n.100

Conducir a los hombres a actuar como criaturas racionales, luego como Cristianos y, finalmente ayudarles a llegar a ser santos

Regla de 1818 Nota Bene

Deja un comentario

¿QUIÉN ES SAN EUGENIO? MINISTRO DEL DIOS QUE DA LA DIGNIDAD HUMANA

1813: el comienzo de la predicación de Eugenio a los más abandonados.

Venid ahora a aprender de nosotros lo que sois a los ojos de la fe.
Pobres de Jesucristo, afligidos, miserables, dolientes, enfermos, cubiertos de llagas, etc., vosotros todos a quienes la miseria abruma, mis hermanos, mis queridos hermanos, mis respetables hermanos, escuchadme.
Sois los hijos de Dios, los hermanos de Jesucristo, los herederos de su Reino eterno, la porción escogida de su heredad…
que vuestros ojos traspasen de una vez los harapos que os cubren; hay dentro de vosotros un alma inmortal hecha a imagen de Dios que está destinada a poseerlo un día, un alma rescatada al precio de la sangre de Cristo, más preciosa a los ojos de Dios que todas las riquezas de la tierra y que todos los reinos del mundo, un alma de la que él es más celoso que del gobierno del universo entero.
Cristianos, conoced vuestra dignidad, os diré con san León, partícipes de la naturaleza divina…

Instrucciones familiares en provenzal, dadas en 1813 en la Magdalena, E.O. XV n. 114

Llamado por mi vocación a ser el servidor y el sacerdote de los pobres, a cuyo servicio desearía poder dedicar mi vida entera, no puedo quedar insensible al ver el interés de los pobres por escuchar mi voz

Instrucción familiar sobre la confesión, dada en provenzal el 4º domingo de cuaresma de 1813, E.O. XV n. 115

Deja un comentario

¿QUIÉN ES SAN EUGENIO? SACERDOTE DE LOS MÁS ABANDONADOS

1812: regresó a Aix como joven sacerdote y vivió en la casa de su madre en el centro de la ciudad.

Mi mayor ocupación será amarle, mi mayor empeño, hacerle amar.

Notas de retiro de diciembre 1812, E.O. XV n. 109

1813: Comienzo de su ministerio entre los más abandonados. Eran aquellos que no eran alcanzados por las estructuras de la Iglesia de Aix: los jóvenes, los presos, la gente de Provenza que no hablaba francés.

Mi única ambición era consagrarme al servicio de los pobres y de la infancia. Hice así mis primeras armas en las cárceles y mi aprendizaje consistió en rodearme de muchachos a los que instruía. Formé a muchos en la virtud. Llegué a ver hasta 280 agrupados a mi alrededor, y los que todavía hoy se mantienen fieles a los principios que tuve el gusto de inculcar en sus almas y honran su fe en los rangos de la sociedad o en el santuario, sostendrán por mucho tiempo, en Aix o en los lugares donde se han dispersado, la fama que esa congregación se había ganado justamente mientras pude brindarle mis cuidados.

Diario del 31 de marzo 1839, E.O. XX

Deja un comentario

¿QUIÉN ES SAN EUGENIO? EL SACERDOTE QUE QUISO AMAR CON EL AMOR DE JESUCRISTO

Empujado por una fuerza que venía de fuera de él mismo, Eugenio dejó Aix y la siguió:

…la vocación que me llamaba a dedicar-me al servicio y a la felicidad de mi prójimo al que amaba con el amor de Jesucristo por los hombres.

Diario del 31 de marzo 1839, E.O. XX

1808 Seminarista en San Sulpicio, París:

Yo me he consagrado al servicio de la Iglesia porque era perseguida, porque estaba abandonada

Carta a su padre, E.O. XV n. 129

21 de diciembre de 1811, ordenación sacerdotal en Amiens:

Dios mío, ya está decidido en adelante y para toda mi vida, Vos, Vos solo seréis el único objeto al que se dirigirán todos mis afectos y todas mis acciones. Complaceros, actuar por vuestra gloria, será mi ocupación diaria, la ocupación de todos los instantes de mi vida. Dolo quiero vivir para eso, solo quiero amaros y a todo lo demás en vos y por vos. Desprecio las riquezas, pisoteo los honores, sois el todo para mi, ocupáis el lugar de todo, Dios mío, mi amor y mi todo. “Deus meus et omnia“.

Notas de retiro antes de su ordenación sacerdotal, 1-21 de diciembre 1811, E.O. XIV n.95

**** TABLETA APP ****

Ahora pueden descargar una nueva aplicación por Tableta para obtener esta página web:http://myapp.is/Eugeniohabla

Deja un comentario

¿QUIÉN ES SAN EUGENIO? UN JOVEN TRANSFORMADO POR SU ENCUENTRO CON JESUCRISTO

En torno a la edad de 24 años Eugenio entró en un período de búsqueda de sí mismo, un viaje que alcanzó una cima un Viernes Santo:

He buscado, pues, la felicidad fuera de Dios y no he encontrado fuera de él más que aflicción y pesadumbre.
Feliz, mil veces feliz de que ese Padre bondadoso, a pesar de mi indignidad, haya desplegado en mí la inmensa riqueza de sus misericordias. Al menos, que yo repare el tiempo perdido redoblando mi amor para con él. Que todas mis acciones, pensamientos, etc. vayan dirigidas a este fin.
Qué ocupación mas gloriosa que obrar en todo y por todo únicamente por Dios, amarle sobre todas las cosas, y amarle tanto más cuanto más he tardado en amarle.

Notas de retiro, diciembre 1814, E.O. XV n.130

**** IPAD APP ****

Ahora pueden descargar una nueva aplicación por Tablet para obtener esta página web:http://myapp.is/Eugeniohabla

Deja un comentario

¿QUIÉN ES SAN EUGENIO? UN JOVEN EN BUSCA DE SÍ MISMO

1802- Ante la insistencia de su madre, Eugenio volvió a Francia a la edad de 20 años. Su madre se había divorciado de su padre para recuperar las riquezas de la familia que estaban en manos de las autoridades de la Revolución, quienes habían confiscado las propiedades de la nobleza.

Eugenio se lanzó al estilo de vida de un noble joven. No tenían un sentido en su vida y uno le encuentra alternando entre una vida de placer y una vida de aburrimiento sin perspectivas de futuro.

“Questo paese non mi conviene” (este país no me conviene), y por eso me hastía todo. Me quedo algunas veces tres semanas sin aparecer por el mundo… “Questo paese non me conviene”, lo repito, y preparo cuidadosamente algún gran divorcio. Además, hay que decirlo todo, esa desgana proviene mucho también de que no está en mi carácter para plantar coles. Siento que no estoy en mi sitio, y rabio al ver que pasan mis mejores años en una oscura ociosidad. Juzgue pues Vd., si es para estar alegre cuando mi pensamiento anda por allá arriba, cada vez que estoy sólo.

Carta a su padre, el 4 de mayo 1804, E.O. XIV n.6

Ahora bien, no hay señorita que me convenga en Aix, y tal vez no guste yo a ninguna.. Y además, es que la quiero muy rica, “riquísima e buena”, cosa difícil de encontrar.

Carta a su padre, el 12 de abril 1804, E.O. XIV n.5

**** IPAD APP ****

Ahora pueden descargar una nueva aplicación por Tablet para obtener esta página web:http://myapp.is/Eugeniohabla

Deja un comentario

¿QUIÉN ES SAN EUGENIO? UN NOBLE EN EXILIO

1791 – 1802. Once años de emigración: Niza, Turín, Venecia, Nápoles, y Palermo.

Habiendo sido decretada por los revolucionarios la captura de mi padre, al regreso de su diputación en los Estados Generales, dejó Francia y fue a Niza, de donde envió a su hermano para que me llevara junto a él…
Era preciso que cundiera el espanto ante la amenaza que se había hecho de deshacerse de los hijos de los nobles, para que mi madre consintiera dejarme emprender ese viaje sin estar aún del todo repuesto de una indisposición que me había molestado mucho…
Yo no tenía aún nueve años. Todo lo que pude hacer fue guardar el secreto como hubiera podido hacer una persona mayor. Se me había recomendado y fue fielmente mantenido.

VENECIA

Un día yo me divertía en la ventana que daba a la casa de la familia Zinelli. Don Bartolo apareció enfrente y dirigiéndome la palabra dijo: “Señor Eugenio ¿no le da pena perder el tiempo divirtiéndose así en la ventana? –Ay, señor, repuse, es bien a pesar mío, pero ¿qué puedo hacer? Sabe usted que soy extranjero y no tengo un libro a mi disposición”. Ahí es donde él quería llegar. “Que por eso no quede, querido hijo, me está viendo aquí precisamente en mi biblioteca, donde hay muchos libros latinos, italianos e incluso franceses, si usted quiere.
– No deseo otra cosa”, le repliqué. Al instante Don Bartolo suelta la tabla que sostenía las hojas de la ventana, puso un libro encima y me lo pasó a través de la calleja que nos separaba. El libro pronto fue leído, pues yo leía siempre con avidez; al día siguiente mi padre me aconsejó que fuera a devolverlo y dar las gracias a D. Bartolo. Todo esto estaba previsto.
D. Bartolo me acogió con la mayor bondad; me hizo recorrer su biblioteca, y de ahí pasé a su gabinete donde estudiaba en torno a una mesa grande con su hermano, D. Pietro, que todavía no era más que diácono. “Todos nuestros libros están a su disposición”, me dijo D. Bartolo. Y luego añadió: “Aquí es donde estudiamos mi hermano y yo: ahí ve el lugar de otro de mis hermanos a quien el Señor llamó a sí; si le agrada a usted sucederle, no tiene más que decirlo; con mucho gusto le haremos continuar sus clases, que sin duda no ha acabado…
A partir de entonces, todos los días durante casi cuatro años iba después de la misa junto a esos maestros benévolos que me hacían trabajar

NàPOLES

Mi estadía en Nápoles, prosigue la relación, fue para mí un año abrumador de la más triste monotonía…

PALERMO

La Providencia que siempre veló por mí desde la más tierna infancia, me abrió las puertas de una familia siciliana, donde fui admitido desde el comienzo como hijo de la familia. Es la familia del duque de Cannizzaro. Su mujer, princesa de Larderia, era una santa. Me tomaron los dos gran afecto y parece que se sintieron contentos de dar a sus dos hijos que eran aproximadamente de mi edad, aunque un poco más jóvenes, un compañero que pudiera ser su amigo y les diera ejemplo de buena conducta, cosa muy rara, una especie de fenómeno en un país como el suyo. A partir de entonces hasta mi regreso a Francia, formé parte de la familia: mi cubierto estaba siempre puesto en su mesa; los acompañaba siempre al campo en verano, y todo en la casa estaba a mi servicio como al servicio de los propios hijos, que se consideraban mis hermanos. Realmente yo lo era por el afecto

DIARIO DE EMIGRACIÓN EN ITALIA , (1791-1802), E.O. XVI

Deja un comentario

¿QUIÉN ES SAN EUGENIO? EL NIÑO

(En ocasión de la novena oblata, voy a publicar otra vez las reflexiones sobre los etapas más importantes de la vida de San Eugenio)

El 1 de agosto 1782 – nacimiento en Aix en Provence. Hijo de Charles Antoine de Mazenod, Presidente del Tribunal de Cuentas, y de Marie Rose Joannis.

Mi corazón no ha cambiado con la edad. Es idólatra de la familia. Me dejaría cortar en pedazos por algunos miembros de mi familia, y esto lo extiendo bastante lejos, porque daría mi vida, sin dudar, por mi padre, mi madre, mi abuela, mi hermana y los dos hermanos de mi padre.
Amo en general con apasionamiento a todos aquellos de quienes me creo amado; pero también exijo que me quieran con apasionamiento. De este modo, la gratitud es un reflejo más de la efervescencia de mi corazón.

Autorretrato de Eugenio para su director espiritual, 1808, E.O. XIV n. 30

Es difícil creer que a pesar de un carácter como el que acabo de describir, sea el mío un corazón sensible; pues lo es, hasta en exceso. Sería demasiado prolijo citar todos los rasgos de mi infancia que me han contado y que son verdaderamente sorprendentes.
Era habitual diera mi desayuno, aún cuando tenía hambre, para calmar la de los pobres, llevaba leña a los que pretendían tener frío y no tener medios para procurárselo, llegué un día hasta a despojarme de mis vestidos para vestir a un pobre, y mil cosas parecidas.

Auto-retrato de Eugenio para su director espiritual, 1808, E.O. XIV n. 30

**** IPAD APP ****

Ahora pueden descargar una nueva aplicación por Tablet para obtener esta página web:http://myapp.is/Eugeniohabla

Deja un comentario

MAYO 21, 1861 – CONMEMORACIÓN DEL FALLECIMIENTO DE NUESTRO FUNDADOR

El día anterior a su muerte, Eugenio encomienda lo siguiente a su familia Oblata:

Aseguradles que muero feliz… que muero feliz porque Dios ha sido muy bueno conmigo por elegirme para fundar la Congregación de los Oblatos en la Iglesia.
Y como el último deseo de su corazón:
Practicad entre vosotros la caridad… la caridad… la caridad… y fuera, el celo por la salvación de las almas.

Joseph Fabre (sucesor de Eugenio como Superior General), Circular de 1861

En 2011, la Congregación Oblata y la Arquidiócesis de Marsella se reunieron en el sepulcro de San Eugenio para conmemorar el 150 aniversario de su muerte. El actual Superior General y sucesor recordó:

Para nosotros, los Oblatos, San Eugenio fue un hombre ardiente con un gran amor por Jesucristo, la Iglesia y los pobres. Compartió estos dones con la gente de Marsella durante 37 años como Vicario General y después como Obispo.

Al mismo tiempo, era Superior General de los Misioneros Oblatos, guiando esta creciente Congregación desde el Obispado al otro lado de la calle.

Desde esta ciudad nos mandó a predicar el Evangelio a todo el mundo. .. Nosotros, los Oblatos, estamos orgullosos de continuar su inspiración en cerca de 70 países, con más de 4.000 misioneros y numerosos laicos asociados.

Padre Louis Lougen OMI

Durante su homilía en la Misa, el sucesor actual de San Eugenio como Obispo de Marsella, comentó:

Al Obispo de Mazenod le animaba su pasión por la proclamación del Evangelio. Cristo llegó a él a través del encuentro con los más pobres, uniéndolo a Él y convirtiéndole en un apóstol incansable.

Es un modelo para nosotros. Que la pasión por el Evangelio nos llene y lleve a los más pobres en la iglesia de nuestro tiempo…

Arzobispo Georges Pontier

Deja un comentario